Ayer, Julen, un ligón altamente cualificado, chillaba cuando, sobre todo sus amigos, y los pocos míos, trataban de acariciar. Eso me hizo pensar en acortar mi estancia en Medina Sidonia. Estaba asustado y quería que lo viera su veterinaria de Villaviciosa. Momo me pregunto la razón. No podía decirlo; era una cuestión de confianza y he vivido muy mal algunas experiencias que he tenido en los últimos días, sobre todo y desde mi llegada. No voy a contar chismes, puedes ver en entradas anteriores mi lucha por hacer vivible mi obra, que trata de visibilizar Medina Sidonia. El segundo relato puede parecer idílico: http://www.lacasademitia.es/articulo/cultura/siempre-nos-quedara-paris-carlos-ortiz-zarate/20160615050146055596.html , pero escribí lo que vi y sentí. ¿Qué importa que los sidonens@s y las instituciones y medios gaditanos  ignoren mi obra? Es su problema; el mío es esforzarme porque no sea así y encuentro un pasotismo que afecta a instrumentos, objetivos y autoestima. Ayer, Mr. Hyde lo tenía muy fácil. El problema no era Julen. Era yo.

Esta mañana mis amig@s de twitter me han levantado la moral. Contrainformación ha publicado mi último artículo:

http://contrainformacion.es/?p=1640

Mi autoestima, demasiado dañada, me ha permitido ver las cosas bonitas que tiene la vida: hay mucho potencial; en este blog, que está ganando audiencia: 895 visitas este mes y sois de diversas tierras; por ejemplo, esta semana:

  • España: 112
  • Estados Unidos: 83
  • Francia: 11
  • Alemania: 9
  • Irlanda: 5
  • Portugal: 3
  • Argentina: 1
  • Suiza: 1
  • República Checa: 1
  • Reino Unido: 1

Gracias amig@, me ayudas a vencer a un Mr. Hyde alimentado por mis vivencias y sobre todo, hemos conseguido curar a Julen. Sigo planteándome acortar una estancia a la que cada vez encuentro menos sentido.

(Visited 16 times, 1 visits today)