Tengo prisa. Ayer pasé toda la tarde intentando sacar un billete para el 24.

No lo conseguí porque no me llegan los mensajes de teléfono móvil de AM con la clave que tengo que poner para terminar la compra de mi billete en la web de Renfe. Tengo mi perfil como cliente habitual y todo lo que tengo que poner es trayecto, fecha, tren… Bueno, Renfe tiene memorizados los datos de mi tarjeta AM y todo funciona menos que me llegue el código de aceptación de AM, que envía pero no llega.

Leí a Kafka, pero la situación lo supera. RENFE tiene memorizada mi tarjeta, acepta emitir billete. AM acepta el pago yo debo recibir el código de aceptación, no me llega, 10 tentativas. Recurro a AM, ellos no pueden entrar en el “sistema” informático. Llamo a “Venta telefónica” de RENFE. No aceptan mi tarjeta porque según su “sistema” no ha sido utilizada previamente, requisito de aceptación. Ellos tampoco pueden acceder al sistema informático, donde tienen mi tarjeta memorizada. Me pasé toda la tarde hablando con RENFE y con AM. Eso sí mi interlocutora de la misma puso afán en resolverlo. No pudo.

Eso es, es Kafkiano pero sin Kafka. Es lo que hay, uno más de los disfuncionamientos del los sistemas  que ningunean nuestro discurso. ¿Qué importa que Descartes dé por hecho que para existir hay que pensar?

¿Por qué te cuento esto? Porque considero que estos sistemas generan misantropía. Ayer había tomado mi decisión de irme el 24, de llevar solomillo de Retinto y de compartirlo en la noche, llegaré a Madrid en torno a las 18, con mi hermana y su familia. Había pensado pasar esa noche solo en mi habitación de El Duque, solamente porque no quería tirar la toalla ante la indiferencia de Medina Sidonia a mi obra inspirada en las raíces, ¿cloacas? De la ciudad. http://www.letrasdeautor.com/las_cloacas_de_la_historia_carlos_ortiz_de_zarate.html

En realidad no tenía dónde ir, porque soy un misántropo. El alcalde me envío un mensaje explicando que nos veríamos el jueves y que la hora quedaba sin precisar. Supongo que habrá entrevista y ya no veo qué más puedo hacer aquí; no puedo o debo hacer algo para desactivar uno de los rasgos más tenaces. No es indiferencia, es así mismo una disfunción de los “sistemas”, una pose y misantropía.

Pues mi decisión de llevar solomillo de Retinto a la cena del 24 con mi hermana y familia es un paso para desactivar la misantropía.

Mirar otras perspectivas. Claro que se manifestó  la “Indiferencia de Medina”. No es mi problema. También Viajes Medina Sidonia: http://viajesmedinasidonia.grupoairmet.com/ms2/?  Me ha resuelto, con una simple llamada, un entuerto que los disfuncionamiento de los sistemas que padecemos, no fueron capaces de resolver en toda la tarde y parte de la noche. ¿Cómo? Abonando ella el billete y confiando en que pasaré a recogerlo y pagarlo.

Te lo quería contar y por otra parte, tengo que ir a pagar y recoger, aunque ella, perdón, no recuerdo el nombre, pero sí la voz; me ha dicho que ella ha emitido ya el billete y que yo puedo pasar, hoy, mañana, pasado… a recogerlo.

También hoy Chema Tante me ha dado una gran esperanza. Puedes leerlo en mi comentario a mi último artículo publicado: http://www.lacasademitia.es/articulo/firmas/algo-va-mal-orden-carcomido-corrupcion-y-recortes-y-sostiene-carlos-ortiz-zarate/20161213065641061893.html

(Visited 25 times, 1 visits today)