La deriva del accidente del Jak 42 es otro ejemplo de las políticas  de partidos del “orden” que se descomponen.

El Consejo de Estado es un instrumento de control consultivo:

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo3-2004.html

Cito 2 párrafos:

“ha tenido un papel determinante en la garantía de la calidad, la técnica y el rigor de la actuación del Ejecutivo”

 “Llevando a cabo una labor capital en la defensa del Estado de Derecho”.

El gobierno pidió informe sobre el accidente del Ya 42; Cospedal decide si acepta los resultados que implican a su ministerio.

La ministra del ejército se convierte en la voz “constitucional” del PP:http://www.elmundo.es/espana/2017/01/04/586ce8dde5fdeaa51e8b45d2.html

Pese a las declaraciones de Rajoy sobre el informe, la Secretaria General acepta el mismo, anuncia investigación y pide comparecer en el Congreso.

Trillo pierde su embajada en Londres, pero pide su reincorporación en el Consejo de Estado, el mismo cuyo informe critica, por unanimidad, su gestión en el accidente.

Nadie puede impedirlo, dicen. Concluyo que nadie se toma en serio este mecanismo de control No es el único que está mostrando ineficacia. Ejemplo; mi artículo”Feliz 2017”  publicado recientemente  en este medio.

Considero urgente consensuar mecanismos de control; no me dan la impresión de estar de acuerdo nuestros parlamentarios.

Y la Cospedal, musa neoliberal, impone el presupuesto militar como prioridad.

http://carlos-ortizdezarate.blogspot.com.es/

(Visited 12 times, 1 visits today)