No estoy seguro de mi signo zodiacal. Mi madre sabía que había variaciones entre las fechas de nacimiento y en las que figuraban en el registro. Ahora parece extraño. Entonces no lo era. Nacíamos en casa, con la ayuda de doña Eulalia, una partera de la vecindad, por la noche y se ponía la fecha del parto o la del día del registro.

En mi caso, la variación de un día, cambia de Aries a Tauro, pero el aniversario del abuelo Leopoldo era el 20 de Abril; si se hubiera producido la coincidencia, mi madre lo hubiera recordado.

En este caso sería Tauro y el  horóscopo me indica: “Pensar mucho en el pasado trae nostalgias, vivir asustado por lo que traerá el futuro, causa ansiedad, lo mejor es vivir hoy, a cada instante.”

Un buen consejo que llevo tiempo tratando de darme. Está claro, pero sufro de nostalgia y de ansiedad. Y, como indica el horóscopo, y tod@s sabemos; la mente tiene efectos en el cuerpo, y los síntomas activan la ansiedad.

Aries me da un mensaje más esperanzador: “El día trae consigo una renovación energética. No prestes atención a esos rumores negativos que están circulando a tu alrededor y deja a un lado el pesimismo.

Así se lo planto a Mr. Hayde y creo que da resultado.

Lo del horóscopo proviene de un compromiso contigo y de una búsqueda de tema que podamos compartir. El resultado me parece satisfactorio. Veré lo que te parece por el contador y me gustaría que me sorprendieras y terminara el monólogo.

De momento, esta cita tiene un número cada vez mayor de visitant@s fieles. Creo que no estoy solo y vosotr@s sabéis que no lo estáis. Gracias amig@

(Visited 17 times, 1 visits today)