Ya estoy, como en casa, en el apartamento 98 de Apartamentos Concorde de la alicantina playa de San Juan. No soy practicante. Creo en algo que me trajo aquí para adentrarme en una catarsis que reclama una  mismidad dispuesta a ocupar su espacio. Habrá otros lugares en el mundo, no discuto, pero éste es el que me hacía falta.

Te lo cuento, porque estoy seguro de que no es mera casualidad que optara por esta oferta. Hay ruidos de motor, sí, pero están ninguneados por los latidos de unas olas que puedo ver justo con avanzar unos pasos en la terraza.

Me siento arropado por una organización eficaz del edificio y cuando salgo, la gente saluda; con algun@s, tengo conversaciones y es una gozada ir de compras al mercado Fontana.

Paz, tranquilidad; nada se interpone en el encuentro. Ya he sido sometido al ritual iniciático, que ha durado desde mi llegada, el viernes, hasta ayer.

Es curioso; han pasado muchas cosas que Mr. Hyde podría haber utilizado para pulverizar mi proyecto, pero que aquí no ha sido así. He vivido, sin siquiera implicarme como espectador, pese a estar en el escenario, una catarsis cargada. Era mi ritual iniciático, ya estoy listo.

Espero visita, los compañeros de Noticias ToDay. Es nuestra primera cita y estoy preparando una fabada. Ya te contaré o contaremos si se unirán a la catarsis. Sí prometo asistir diariamente a esta cita y escribir en el mismo espacio de tiempo, tres páginas sexta novela. Ojala te agregaras y lo hiciéramos un grupo. Imagina el ejercicio en diferentes mismidades, circunstancias y “aquís”.

(Visited 9 times, 1 visits today)