El escenario que ofrece la actualidad es desolador. Usaré  un ejemplo para mostrarlo y otro para salir de la jaula

El País de este domingo publica los resultados de la última encuesta de Metroscopia. Es sorprendente que Suárez sea el presidente más valorado del “post-franquismo”.

No es que me parezca extraño;  fue el artífice del nuevo régimen; no abrió la veda a la privatización, preservó derechos de trabajador@s y pese a la crisis, destruyó menos tejido industrial que sus sucesores.

Son argumentos de peso, al margen de su implicación en que perduren instrumentos del “antigüo” régimen. Lo que ocurre es que Suarez cayó por un golpe de Estado. Que nadie se dé por aludido, pero hubo golpe de Estado y otros ocuparon su espacio.  L@s encuestad@s dicen que prefieren a Suárez, al que fue víctima del golpe de Estado, al que aún no saldaba el sector público , mantenía las Magistraturas de Trabajo y respetaba los convenios.

(Visited 8 times, 1 visits today)