Tengo un amigo que se auto diagnostica “histérico”, es siquiatra y lacaniano. No veo en mí los síntomas. Cuando Iris me metió en tal  etiqueta y según ella yo utilizaba la de “mezquina” para ella, me supo muy mal. “Quien se pica, ajos come”

Cierto que en nuestra conversación telefónica no se habían pronunciado esos términos. También es cierto que había un malestar.

Nunca he considerado mezquina a alguien que me dedica tanto tiempo. Sí, callaba reproches que se empeñaban en salir. No lo permitía porque me parecía injusto.

Sí; mi conducta es histérica: me siento apresado en compromisos como es el caso de la cita cotidiana o una cada vez  mayor integración en twitter. Estas actividades absorben mi tiempo y no queda para el resto.

La actividad es muy gratificante y palpable. No solamente están los contadores; bate records de visitas este blog y los capítulos promueven debate cargado de humanidad en twitter. En la última red estamos creando un grupo, pido venia para calificarlo con término tan gastado: “maravilloso” No estamos en esta historia solamente Iris y yo: somos un equipo que consideramos que “otro mundo es posible” ya. Algun@s tenemos poco tiempo para esperar y nos gustaría vivirlo antes de morir.

Lo que nos cuentan que hay, la que nos toca, no parece tener tanta prisa. Su lema es “cambiar para que nada cambie” ahí están y nos amargan la vida. Nosotr@s crecemos, y creo que ya no solamente estamos Iris y yo; pero no impide que seguimos soportando la bota en nuestra vida cotidiana.

No sé lo que pensara Iris. Sospecho que estará de acuerdo. La conocemos y se lanzó al ruedo de nuestra cita cotidiana. Hace falta valor y está mostrando que lo tiene.

Ya no es la historia de Iris y Carlos que cuentan la cotidianidad de sus sueños. Ya somos un grupo l@s que pensamos que no tenemos que resignarnos a la soledad. Podemos intercambiar, complementar en un mundo que nos lo pone cada vez más difícil y en el que abundan los Mr. y Mrs. Hayde.

Tenemos que trabajarlo y pienso que Iris y yo lo estamos haciendo. Eres testigo y te damos pruebas de que somos complementarios. Ella sabe utilizar recursos virtuales y yo las “letras”. He publicado seis novelas que están perdidas. Estoy convencido de que Iris es buena promotora y también que es buena gestora. Ya sería un milagro que la escritura no nos costara y que encontráramos lector@s. Hay mucho que Iris puede hacer para que nos salga el presupuesto, y no es moco de pavo; habría suficiente con la pensión y disponemos de un pequeño “colchón” y de una propiedad de la que Iris se ocupa de la venta.

No hay problema de recursos.

Tampoco hay problema de visión del mundo; esta ha sido el enlace que ha servido para crear este grupo de twitter@s empeñados en alcanzar “otro mundo posible”.

El romance ha surgido por las convergencias, pero Mr. y Mrs. Hyde siguen exhibiendo su fuerza, y el incidente, como indicaba Iris, era un síntoma de que hemos sido inyectados por la cizaña de aquellos.

“Quien se pica ajos come” y yo me piqué. Eso ha quedado pendiente, pese al discurso escrito. Sí, soy un histérico porque me corroe el miedo y porque se me está creando la necesidad de contradecir a la asunción de mi soledad.

(Visited 8 times, 1 visits today)